¿CÓMO CALCULAR EL FINIQUITO? CLAVES FUNDAMENTALES PARA HACERLO

Si te preguntas qué es el finiquito y cómo se puede obtener, has llegado al lugar correcto. Aquí aclararemos todas tus dudas respecto a las situaciones determinadas por las que debes cobrarlo y, sobre todo, la cantidad que te corresponde. De esta manera, sabrás cómo calcular el finiquito y cuánto debes cobrar si se da el caso. Esto se debe a que hay que tener en cuenta algunos aspectos además del importe de vacaciones que has generado y que no has llegado a disfrutar al terminar la relación laboral con una determinada empresa u organización. Por ello, si quieres salir de dudas y saber más al respecto, te recomendamos continuar leyendo este artículo.

¿Qué es el finiquito?

Aunque muchas personas confunden el finiquito con la indemnización por despido, queremos dejar tajantemente claro que no es lo mismo. De hecho, el finiquito es un documento escrito que la empresa debe entregar al empleado una vez termina la relación laboral entre ambas partes. En este documento deben aparecer reflejadas las cantidades de dinero que el trabajador tiene derecho a percibir cuando finaliza dicha relación. Como hemos comentado al principio, se trata de un importe que el trabajador genera a lo largo del año, como, por ejemplo, las vacaciones no disfrutadas y que se debe abonar en forma de dinero. Sin embargo, este caso no es el único que debes tener en cuenta. En este sentido, es un pago que se debe abonar en caso de despido (con independencia de si es procedente o improcedente), en caso de extinción de un contrato laboral o si el empleado renuncia a su puesto de trabajo de manera voluntaria. Del mismo modo, si estás pensando cuál es la diferencia entre liquidación y finiquito en España, no te compliques, ya que en nuestro país ambos términos son sinónimos en este ámbito.

¿NO TE CUADRA EL FINIQUITO?

En Abogados Durán nos encargamos de reclamar la cantidad que te corresponde por tu finiquito. Contacta con nosotros sin compromiso para más información.

Información

Independientemente de si has terminado la relación laboral con una empresa u organización por despido, por extinción de contrato o de forma voluntaria, si el empresario no te ha realizado el pago de tu finiquito, debes solicitarlo. Ahora bien, lo recomendable es que te asesores por un profesional especializado en derecho laboral para no cometer errores.

¿Qué se incluye en el finiquito?

Este es uno de los puntos más importantes en relación a los finiquitos y los que más confusión y dudas generan. Está claro que una parte del finiquito incluye las vacaciones que el trabajador ha generado y no ha disfrutado en el momento de finalizar la relación laboral. Pero también se incluye el salario de todos los días que ha trabajado durante el mes en que se extingue el contrato. Asimismo, también incluye las horas extras, las pagas extraordinarias, siempre que no sean prorrateadas, y algunas otras cuantías que pueden venir reflejadas en el contrato o en el convenio colectivo. Por lo tanto, el pago puede ser un poco más grande de lo que muchas personas creen.

¿Cómo se calcula el finiquito?

Ahora que eres consciente de que el finiquito es algo más que la parte de las vacaciones no disfrutadas que te corresponde por derecho, vamos a mostrarte cómo se calcula. Lo primero que debes saber es que debes realizar varios cálculos por separado: uno para las horas extras, otro para las pagas extraordinarias, otro para las vacaciones generadas y que no has disfrutado. También debes calcular la cuantía de todos los días trabajados en el mes en curso hasta el día en que termina la relación laboral y, por último, todas las cuantías que vienen reflejadas en el contrato o en el convenio colectivo. Finalmente, cuando conoces la cantidad de cada una de ellas, tan sólo debes sumarlas para conocer cuál es la cantidad real del finiquito.

Calcular el finiquito por las vacaciones generadas y no disfrutadas

Como hemos comentado anteriormente, se trata del punto más conocido entre la mayoría de la gente cuando hablamos de un finiquito. Sin embargo, como también hemos dicho, muchas personas desconocen que existen otras cuantías que se añaden a este finiquito. Ya que esta parte depende de las vacaciones que has generado durante tu relación laboral en el último año y que no has disfrutado, debes averiguar cuántos días de vacaciones te corresponden al año. Puedes revisarlo en el propio contrato laboral e incluso en el convenio colectivo. Sin embargo, podemos decirte que, como mínimo, te corresponden 30 días naturales al año. Del mismo modo, también debes tener en cuenta el salario que cobras al día y el número de días de vacaciones que has generado pero que no has disfrutado en el día de la finalización de la relación laboral. Por ello, se debe resolver mediante una simple regla de tres para averiguar los días de vacaciones a los que tienes derecho y restando los que ya has disfrutado. Para conocer la cantidad exacta, finalmente debes multiplicar los días no disfrutados por el salario diario.

Calcular el finiquito por los días de salario del último mes

Ahora que estamos mostrándote cómo calcular un finiquito, debes tener en cuenta el número de días que has trabajado y cotizado en el mes en el que se produce la extinción del contrato. Por ello es necesario contarlos y multiplicar el número de días que has trabajado a lo largo del mes y multiplicarlo por el salario diario.

Calcular el finiquito de las pagas extraordinarias

Otra de las partes más importantes en el cálculo de un finiquito se corresponde con las pagas extraordinarias, siempre y cuando no estén prorrateadas a lo largo de los meses del año. De forma habitual, este tipo de pagas extraordinarias se suelen dar, por norma general, dos veces al año: en junio y en diciembre, cada seis meses. En este caso, es importante que prestes atención al tiempo que ha pasado desde que has recibido la última paga hasta el momento en que se ha roto la relación laboral con la empresa, contando los días que han transcurrido desde entonces. Para ello, debes tomar el importe de la paga extra que te pertenece por contrato o por convenio colectivo y dividirlo entre los días equivalentes a seis meses. No obstante, en algunos convenios colectivos el devengo de las pagas extraordinarias es anual y el cálculo debe hacerse teniendo en cuenta los 365 días del año, por lo que te recomendamos que contactes con un abogado para calcular correctamente este concepto.

El resultado lo tienes que multiplicar por los días que han transcurrido desde el momento en que cobraste la última paga extraordinaria hasta el momento del cese de las relaciones laborales. De esta manera, obtienes la parte del finiquito que recibe el nombre como “pagas extraordinarias devengadas, pero no cobradas”.

¿Cómo se calcula el finiquito después de obtener todas las partes del mismo?

Esta es la parte más sencilla, ya que es tan simple como sumar todos los resultados que te acabamos de comentar. Es decir, debes sumar la cantidad que has obtenido por parte de las vacaciones generadas y no disfrutadas, la de los días de salario del último mes y la de las pagas extraordinarias. No obstante, dependiendo del contrato y del convenio colectivo, puede haber incentivos, bonificaciones por ventas, plus de objetivos, etc., que se suman a la cantidad final. De esta manera, tras hacer la suma, obtendrás la cantidad final en bruto que el empresario te debe abonar al finalizar la relación laboral. No obstante, cuando cobres el importe final, la empresa te debe descontar las deducciones del IRPF y las cotizaciones a la Seguridad Social. Una vez descontado, obtendrás el resultado neto que se ingresará en tu cuenta corriente.

¿Cuáles son las dudas más frecuentes en relación con el finiquito?

En relación con el finiquito, recibimos muchas preguntas de manera muy frecuente. Como hemos comentado al principio del artículo, por ejemplo, muchas personas tienden a confundir el finiquito con la indemnización por despido. Por este motivo, hemos recopilado las tres preguntas más frecuentes para poder responderlas de una manera rápida y concisa.

¿Cuánto es el finiquito por despido improcedente?

Se trata de una de las preguntas que recibimos por parte de muchas personas. Sin embargo, debes tener en cuenta que, como hemos comentado más arriba, no existen diferencias en cuanto al cálculo de finiquito con independencia de la causa por la que se haya terminado la relación laboral entre el trabajador y la empresa. Recuerda que toda persona que ha prestado sus servicios y que se encuentra sujeta a un contrato de trabajo, tiene derecho a percibir este pago, ya que le pertenece por ley.

Cuestión diferente es el importe de la indemnización por despido improcedente que pudiera corresponder, pero es ajena e independiente del finiquito como tal.

¿Cuánto es el finiquito por año trabajado?

En esta pregunta podemos entrever el hecho que muchas personas tienden a confundir el finiquito con la indemnización por despido. En el caso de la indemnización, el número de años trabajados es importante para poder calcular la cuantía. Sin embargo, en el caso del finiquito es totalmente indiferente, ya que sólo se deben tener en cuenta los distintos factores que hemos nombrado en este artículo en el mismo año en que la relación laboral se extingue. Es decir, que da igual el número de años trabajados en la empresa, ya que, si te despiden, renuncias a tu puesto de trabajo o se extingue el contrato de trabajo en febrero, sólo se tendrán en cuenta los meses de enero y febrero de ese mismo año.

¿Cómo calcular finiquito por fin de contrato?

Al igual que hemos comentado en el primer caso, el finiquito es un derecho que pertenece a los trabajadores por ley con independencia del tipo de despido o de las causas por las que la relación laboral se ha extinguido. Por ello, con independencia de que hayas presentado la renuncia voluntaria, te hayan despedido -por el motivo que sea- o se haya expirado el contrato de trabajo, debes cobrarlo. Finalmente, como conclusión queremos darte un consejo extra. Si has leído tu finiquito, has realizado las cuentas y no te cuadran, lo mejor es que hagas constar al lado de tu firma que no estás conforme con el mismo. Si se da el caso, lo mejor es ponerte en contacto con un abogado especializado en derecho laboral para poder percibir lo que realmente te pertenece.

Si necesitas ayuda para calcular tu finiquito o no te están pagando lo que corresponde y necesitas iniciar un procedimiento legal, contacta con nosotros a través de nuestro formulario o en los teléfonos 912026904 y 693716540 o la dirección de correo electrónico info@abogadosduran.com.

También puedes seguirnos e informarte en LinkedinFacebookX, y compartir nuestra entrada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *